FANDOM


Dragon shrine maidens

Las Doncellas del Santuario Kureha y Momiji.

La Doncella del Santuario (龍の巫女; Ryuu no Miko; Doncella del Santuario de los Dragones) es la guardiana del Ojo del dragón.

HistoriaEditar

Hace mucho tiempo, en el mundo Antiguo, el Dragón Negro arrasó la tierra, trayendo consigo caos y desesperación, permitiendo que las Deidades Malignas y los Demonios prosperasen.

Con su fuerza drenada por el mal del Dragón Negro, los doce Dragones de la Tierra depositaron su fe en los humanos a su cuidado, en la forma de uno de sus propios colmillos imbuidos con su esencia y poder. Y de uno de sus ojos cristalinos, el Ojo del Dragón, una Joya Magatama fue tallada, albergando las almas inmortales de los dragones en su interior. Con estos tesoros divinos, la enaltecida hoja de los dragones nació, y con ella, el Dragón Negro fue destruido y las Deidades Malignas encerradas en las profundidades del inframundo para siempre. A partir de ese momento se les conocería como el Clan Dragón.

Después de la derrota del Dragón Oscuro, era evidente que el verdadero poder de la Espada del Dragón destruiría el mundo si se permitía que existiera por mucho tiempo, y para mantenerlo a salvo, la espada y la gema se mantuvieron en lugares separados; la espada sería resguardada por el guerrero y sus descendientes, que llegarían a ser conocidos como el Ninja Dragón, y el Ojo sería vigilado por la sacerdotisa del Clan Dragón, conocida hoy como la Doncella del Santuario del Dragón.

Desde tiempos inmemoriales, ha sido el deber de cada generación de Doncellas del Santuario proteger el Ojo en todo momento, a veces llevándolo alrededor del cuello para mantenerlo con ellas. Kureha y Momiji son las últimas que sostienen la tradición.

Trivia Editar

  • Antes de su muerte, Kureha llevaba el Ojo alrededor de su cuello como rosario.
  • Momiji, por algún medio desconocido, fusionó su alma con el Ojo para evitar que fuera robado.